Una taza de agua tibia y limón cada mañana es una excelente opción para beneficiarnos de todas sus cualidades. Sigue leyendo para descubrir por qué.